top of page

TÉCNICAS DE PODAS EN EL CULTIVO DE CANNABIS

Actualizado: 6 may

TECNICAS DE PODA:

En el contexto del cultivo de cannabis, hay varias técnicas de corte que los cultivadores pueden emplear para manipular el crecimiento de la planta y mejorar la calidad y cantidad de los cogollos. Aquí tienes algunas de las técnicas de corte más comunes:

  • Corte apical (Topping):El corte apical, también conocido como "Topping", es una técnica comúnmente utilizada en el cultivo de cannabis. Consiste en cortar la parte superior de la planta, justo por encima de un nodo de crecimiento, lo que resulta en la división del tallo principal en dos ramas principales. Esta práctica promueve el crecimiento lateral, lo que puede aumentar la cantidad de cogollos que produce la planta.

Al cortar la parte superior de la planta, se estimula el crecimiento de las ramas laterales, lo que crea un dosel más amplio y uniforme. Esto permite que la luz llegue de manera más uniforme a todas las partes de la planta, lo que puede aumentar la producción de cogollos y mejorar la calidad general de la cosecha.

  • Es importante realizar el corte apical en el momento adecuado, generalmente cuando la planta tiene al menos 3-4 pares de hojas verdaderas y ha desarrollado un nodo de crecimiento fuerte. Además, es crucial seguir las mejores prácticas de higiene para evitar la contaminación y asegurar que el corte se realice de manera limpia y precisa .PASOS PARA PRODUCIR EL CORTE APICAL Identificación del momento adecuado: Espera hasta que la planta tenga al menos 4 a 5 pares de hojas verdaderas o nudos y haya desarrollado un nodo de crecimiento fuerte. Esto suele ocurrir cuando la planta tiene unas pocas semanas de edad y ha alcanzado una altura de al menos 15-20 cm.


  • Selección del punto de corte: Observa el tallo principal de la planta y elige un nodo de crecimiento justo debajo de la parte superior. Este nodo es donde cortarás la planta.


  • Corte limpio: Con las tijeras de podar esterilizadas, corta la parte superior de la planta justo por encima del nodo de crecimiento seleccionado. Asegúrate de realizar un corte limpio y preciso para evitar dañar la planta.


  • Promoción del crecimiento lateral: Después de realizar el corte, la planta comenzará a enviar energía hacia las ramas laterales, lo que promoverá el crecimiento lateral. Esto eventualmente resultará en la formación de dos ramas principales en lugar de una sola.


  • Cuidado posterior: Después de realizar el corte, es posible que la planta necesite un poco de tiempo para recuperarse. Mantén un cuidado regular, asegurándote de proporcionar agua y nutrientes según sea necesario. También monitorea de cerca la planta para detectar cualquier signo de estrés o enfermedad.


  • Entrenamiento y poda: A medida que las nuevas ramas laterales crecen, puedes continuar entrenando y podando la planta según sea necesario para mantener un dosel uniforme y promover un crecimiento saludable.

En resumen, el corte apical o Topping es una técnica utilizada para aumentar el rendimiento y la calidad de los cogollos en el cultivo de cannabis. Al promover el crecimiento lateral, se crea un dosel más amplio y uniforme, lo que puede mejorar la distribución de la luz y maximizar la producción de cogollos.

  • FIMing (Fck I Missed): El FIMing, también conocido como "Fck I Missed", es una técnica de poda similar al corte apical utilizada en el cultivo de cannabis. A diferencia del corte apical, donde se corta completamente la parte superior de un brote, en el FIMing se corta parcialmente, dejando una pequeña parte del brote intacta. Esto puede resultar en múltiples ramificaciones y un crecimiento más tupido en lugar de una sola rama principal.

Aquí tienes un paso a paso para realizar el FIMing:

  • Preparación: Reúne tus herramientas, que deben incluir tijeras de podar esterilizadas y alcohol isopropílico para desinfectarlas. Asegúrate de tener un espacio limpio y bien iluminado para trabajar.

  • Identificación del brote a podar: Busca un brote nuevo en la planta que tenga al menos 3-4 pares de hojas verdaderas y un nodo de crecimiento fuerte. Este será el brote en el que realizarás el corte.


  • Corte parcial: Con las tijeras de podar esterilizadas, corta la parte superior del brote, pero no lo hagas completamente. Deja intacta una pequeña porción del brote, aproximadamente 20-30% de su altura original. Este corte parcial es lo que distingue al FIMing del corte apical tradicional.


  • Estimulación del crecimiento lateral: Después de realizar el corte, la planta comenzará a enviar energía hacia las ramas laterales, lo que promoverá un crecimiento más tupido y múltiples ramificaciones en lugar de una sola rama principal.


  • Cuidado posterior: Después de realizar el FIMing, asegúrate de proporcionar cuidados regulares a la planta, incluyendo riego y nutrientes según sea necesario. Monitorea de cerca la planta para detectar signos de estrés o enfermedad y ajusta tu cuidado en consecuencia.

Realizar el FIMing puede ser una forma efectiva de promover un crecimiento más tupido y ramificado en tus plantas de cannabis. Con práctica y cuidado adecuado, esta técnica puede ayudarte a maximizar la producción de cogollos y mejorar la calidad de tu cosecha.



  • Supercropping: La supercosecha es una técnica de entrenamiento utilizada en el cultivo de cannabis que implica doblar cuidadosamente las ramas principales de la planta para romper su estructura interna, sin cortarlas. Este proceso estimula el crecimiento lateral y puede aumentar el rendimiento de la planta al permitir una distribución más uniforme de la luz y la energía. Aquí tienes un paso a paso para realizar la supercosecha:

  • Preparación: Reúne tus herramientas, que pueden incluir guantes de jardinería y cinta adhesiva para proporcionar soporte adicional a las ramas si es necesario. Asegúrate de tener un espacio limpio y bien iluminado para trabajar.

  • Identificación de las ramas a supercosechar: Observa las ramas principales de la planta y selecciona aquellas que deseas supercosechar. Generalmente, se eligen las ramas más altas o las que están creciendo de manera desproporcionada en comparación con el resto de la planta.


  • Doblar cuidadosamente las ramas: Con cuidado, dobla las ramas seleccionadas hacia abajo, aplicando presión gradualmente para romper su estructura interna. Es importante hacerlo con suavidad para evitar dañar la planta de manera excesiva.


  • Proporcionar soporte si es necesario: Si una rama parece estar en peligro de romperse completamente, puedes proporcionar soporte adicional utilizando cinta adhesiva para asegurarla a la estructura principal de la planta.



  • Monitorear y ajustar: Después de realizar la supercosecha, monitorea de cerca la planta para asegurarte de que se recupere correctamente. Es posible que necesites ajustar la posición de las ramas dobladas con el tiempo para garantizar un crecimiento


  • Cuidado posterior: Continúa proporcionando cuidados regulares a la planta, incluyendo riego y nutrientes según sea necesario. Observa de cerca la salud de la planta para detectar signos de estrés o enfermedad y ajusta tu cuidado en consecuencia.



  • La supercosecha puede ser una técnica efectiva para promover un crecimiento más robusto y aumentar el rendimiento de tus plantas de cannabis. Con práctica y cuidado adecuado, esta técnica puede ayudarte a maximizar la producción de cogollos y mejorar la calidad de tu cosecha.



  • LST (Low Stress Training): El Entrenamiento de Bajo Estrés (LST, por sus siglas en inglés) es una técnica de entrenamiento utilizada en el cultivo de cannabis que implica doblar y fijar suavemente las ramas de la planta en posiciones horizontales. El objetivo es promover un crecimiento más uniforme y aumentar la exposición de las ramas inferiores a la luz, lo que puede mejorar la producción de cogollos y ayudar a mantener un dosel de cultivo más nivelado. Aquí tienes un paso a paso para realizar el LST:

  • Preparación: Reúne tus herramientas, que pueden incluir alambres de jardinería, clips de sujeción y guantes de jardinería. Asegúrate de tener un espacio limpio y bien iluminado para trabajar.

  • Identificación de las ramas a entrenar: Observa la planta y selecciona las ramas principales que deseas entrenar. Estas suelen ser las ramas más altas o las que están creciendo de manera desproporcionada en comparación con el resto de la planta.


  • Doblado suave de las ramas: Con cuidado, dobla suavemente las ramas seleccionadas hacia afuera y hacia abajo, evitando aplicar demasiada presión para no dañar la planta. El objetivo es llevar las ramas a una posición horizontal.


  • Fijación de las ramas: Una vez que las ramas estén en la posición deseada, fíjalas utilizando alambres de jardinería o clips de sujeción. Asegúrate de no apretar demasiado para permitir el crecimiento y la expansión de la planta.


  • Monitoreo y ajuste: Después de realizar el LST, monitorea de cerca la planta para asegurarte de que se esté adaptando correctamente al entrenamiento. Es posible que necesites ajustar la posición de las ramas a medida que la planta crece para mantener un dosel nivelado.


  • Cuidado posterior: Continúa proporcionando cuidados regulares a la planta, incluyendo riego y nutrientes según sea necesario. Observa de cerca la salud de la planta para detectar signos de estrés o enfermedad y ajusta tu cuidado en consecuencia.

El LST puede ser una técnica efectiva para promover un crecimiento más uniforme y aumentar la producción de cogollos en tus plantas de cannabis. Con práctica y cuidado adecuado, esta técnica puede ayudarte a maximizar la calidad y cantidad de tu cosecha.



  • Defoliación selectiva: La defoliación selectiva consiste en eliminar selectivamente las hojas grandes y sombreadas para mejorar la penetración de la luz y la circulación del aire en el dosel de la planta. Esto puede aumentar la producción de cogollos y prevenir problemas de humedad y enfermedades.


  • Corte de ramas inferiores (Lollipopping): Implica la eliminación de las ramas inferiores de la planta que reciben poca luz y que no producen cogollos significativos. Esto permite que la planta concentre su energía en el desarrollo de cogollos en las ramas superiores, mejorando la calidad y el tamaño de los mismos.

Cada técnica de corte tiene sus propios beneficios y riesgos, y es importante que los cultivadores comprendan cómo y cuándo aplicar cada una según las necesidades específicas de sus plantas y su entorno de cultivo. Es recomendable practicar estas técnicas con cuidado y precaución para evitar dañar la planta y reducir su rendimiento.

223 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page